VisitandoEuropa.com
Rio de Janeiro      Sao Paolo      Otras Ciudades
Rio de Janeiro > Itinerarios > Ideas e itinerarios para visitar Río de Janeiro

Ideas e itinerarios para visitar Río de Janeiro


Rio de Janeiro es el lugar turístico más visitado en América del Sur, uno de los 5 primeros en ser visitados en América y está entre los primeros 15 lugares turísticos favoritos del mundo.

Con estas estadísticas podrás advertir que el paradísiaco sitio consta de muchos lugares, manifestaciones y actividades que lo convierten en el punto más atractivo de Brasil, superando a Brasilia, Iguazú y el Amazonas.

Cuando llegues a Rio la calidez del carioca, su sonrisa y ritmo te contagiarán del espíritu que envuelve ésta ciudad incrustada entre selva, cerros mágicos, calles coloniales, monumentos históricos, islas, mercados llenos de vida, lugares y una costa formada de hermosas playas, tal vez las más famosas del mundo también.

Habiendo tal cantidad de actividades y lugares por visitar en Rio, coger un tour por los principales targets de la ciudad, te puede facilitar el conocimiento y orientación en ésta. Normalmente después de uno de estos viajes, puedes decidir a que puntos regresar, si cambiar de lugar de hospedaje, y sobre todo, cuánto tiempo necesitas para acabar de vivir y explorar Rio a partir de tus gustos y descubrimientos.

24 horas

Al levantarte por la mañana, toma un desayuno ligero, que puede ser formado por Acaí (jugo de mora originaria de la selva amazónica), un sandwich y un café caliente (con grano de café brasileño también). Dependiendo del lugar de ubicación de tu hotel, toma un taxi ó camina hacia las playas de Ipanema.
Una vez hayas llegado, tirate en la arena, observa el paisaje, bronceate mientras miras las audacias de los surfers ó toma parte activa con los cariocas y juega al volibol ó el soccer en la arena.

Muy cercano a las playas de Ipanema, se encuentra la zona de Gâvea, el Jardín Botánico y Lagoa. Es un lugar conformado por una hermosa laguna salada rodeada de un circuito para caminar y bicicletas, un jardín botánico, residencias, y varios lugares cálidos para comer y divertirte por la noche.

La zona es conocida por tener muchas actividades culturales, pues hay biblioteca, un planetario y varios museos, entre ellos el Museo Histórico de la ciudad. Puedes atravesar el lago en una pequeña embarcación, rentar una bicicleta ó caminar en el Jardín botánico entre especies raras de orquídeas y otras plantas.

Ya caída la tarde, toma un taxi a Urca y toma el teleférico para subir al Cerro Pâo de Azúcar, donde tendrás una maravillosa vista de la tarde cayendo en Rio de Janeiro. Por la noche puedes disfrutar de la samba y una caipirinha en el Carioca da Gema, uno de los principales clubes de samba de la ciudad.

Dos días

Toma el tranvía (bondinho) hacia Santa Teresa e inicia el día recorriendo la zona colorida de Rio, con casas, antiguas mansiones y restaurantes a lo largo de calles trazadas hace mucho tiempo. Toma una caminata a lo largo y ancho de las calles de Santa Teresa y compra alguna artesanía típica de Rio. Antes de que oscurezca, sube al cerro del Corcovado donde se encuentra la mítica estatua del Cristo Redentor, ícono de Rio de Janeiro y ahora considerada una de las nuevas maravillas del mundo. La vista desde el Cristo es maravillosa y muy diferente a la que puedes tener en Pâo de Azúcar. Al terminar puedes escuchar un poco de música en vivo en Copacabana.

No todo es playa y música en Rio, el ambiente tropical y selvático también está en Rio, yendo hacia el oeste donde encontrarás Barra de Tijuca y su Parque Nacional.

En menos de 15 minutos puedes llegar de la jungla de asfalto a la verdadera jungla en el Parque Nacional de Tijuca, el cual es la última reserva de la selva amazónica del Atlántico que se conserva. Dentro encontrarás todo lo que puedes imaginar en una selva: flores raras, plantas enormes, calor tropical, hermosas caídas de agua, etc.

Barra de Tijuca contiene algunas de las playa más hermosas de Rio de Janeiro y es un lugar que fue en algún momento el lugar más exclusivo de las clases altas. La carencia de los últimos años de agua en esa zona, y la distancia de lugares como Ipanema, Leblon y Copacabana, ha hecho que los antiguos ricos residentes, busquen zonas exclusivas mucho más cercanas a estos centros.
Aquí encontrarás los nuevos centros comerciales, enormes supermercados y algunos museos de interés relevante.

Por la tarde observa la caída del sol en la Zona Sul, en Ipanema y Leblon mientras disfrutas de algún platillo y una chope (cerveza artesanal).

¿Futbol?

Éste es un tour más dirigido al que le gusta el soccer, como al 99% de los cariocas y los brasileños, pero no pierdas la oportunidad de visitar uno de los estadios míticos del futbol, sino de todos los deportes y de la historia del mundo.

Muchas de las estrellas actuales del futbol mundial nacieron ó pasaron por este estadio, "El Maracaná". Es recomendable que asistas con alguien que tenga conocimiento de la dinámica que se genera en el estadio, pues la idea es visitar el estadio en un partido del campeonato de Brasil y vivir la euforia del aficionado carioca por el futbol y las próximas estrellas del futbol mundial.

Visitar Rio de Janeiro y no llevarte un poco de esta manifestación social tan relevante en la vida del carioca, es como si fueras a España y no te acercaras al toreo y su historia, independientemente de tus gustos deportivos.

Para llegar al Estadio de Maracaná, puedes abordar un taxi directo desde tu hotel y llegar ahi. Vale la pena el recorrido por metros para conocer como pretexto del conocimiento del estadio, el otro Rio, el que no es frecuentemente visitado por el turista de élite que no sale de las playas de Ipanema ó Copacabana. Es recomendable que investigues que juegos, horarios y días se presentan los mejores equipos de futbol del momento en tu estadía en Rio y así visitar éste monumento al deporte.
Antes de ir al estadio, al salir de el ó ambas opciones, puedes recorrer a pie el Centro de Rio de Janeiro y Cinelandia. Muchos alimentos, edificios barrocos, antigüas iglesias, bancos, casas de cambio, bares típicos, el lugar donde conviven todos los tipos de cariocas, donde fluyen las identidades que han dado vida al Rio actual.
Puedes llegar fácilmente en el metro del Centro al Estadio y viceversa.

Isla Grande

A 20 kilómetros de Rio se encuentra Isla Grande, un lugar en el cual podrás olvidarte un poco del ritmo agitado y el bullicio de la ciudad de Rio y el centro.

Isla Grande es un lugar tranquilo, con antiguos caminos trazados por los antiguos y desaparecidos indígenas. Puedes llegar desde muy temprano y desayunar en alguno de los restaurantes con hermosa vista al mar. Los mariscos y el pescado son más frescos y saben diferente a los que puedes encontrar al centro de Rio. Hay mucha vegetación, zonas de vegetación vírgenes y protegidas, playas menos ruidosas y más rústicas que las de Ipanema. Es darte una vuelta al viejo Rio y a la naturaleza.

Hay circuitos que puedes recorrer en bicicleta o moto. Uno de estos circuitos te lleva a la antigua prisión de Rio y a zonas despobladas que parecen pueblos fantasmas.

Lo rústico no implica carencia y por las principales calles de Isla Grande encontrarás bares, restaurantes y cafés. Casi todos ofrecen ricos platillos del mar, los cuáles no debes dejar de probar antes de tu regreso.

Paraty

No puedes dejar Rio sin conocer Paraty. Un pequeño lugar a 4 horas de la zona Sul incrustado en la Bahía de Isla Grande y mucho más cercano a Sao Paulo que a Rio.
Para llegar lo puedes hacer en un autobús que sale de la Zona Sul y toma un recorrido de 4 horas aproximadamente, que te permite disfrutar en el camino de la zona costera y la selva por el otro lado.
En Paraty es necesario tener un solo día disponible al igual que Isla Grande para así aprovechar todo lo que ofrece: antiguas iglesias, arquitectura colonial, comida tradicional, el Fuerte Defenso Perpetuo, casitas barrocas y coloridas, beber el original Cachaca (licor de caña), pasearse en sus playas virgenes, pasear en botes de pesca y comer marisco fresco.

Dependiendo de las fechas en las cuales visites Rio, podrás encontrar en Paraty diversas festividades a lo largo del año como: la Fiesta de nuestra Señor a de los Remedios en septiembre, la Procesión a la Isla de Araujo en junio, y la fiesta de la Pinga (otra bebida tradicional de Paraty para el mundo)en agosto. La mayoría son de índole religiosa y son muy apegadas a las fiestas tradicionales. Paraty es un viaje en el tiempo que no te puedes perder.

Paseo cultural

Toma un desayuno ligero en el hotel y después hay que partir hacia el centro de la ciudad, en taxi, autobús ó metro.

A la llegada al centro de la ciudad, el recorrido puedes hacerlo a pie e ir descubriendo diferentes puntos donde puedas recargarte de agua y alimentos.

Los principales puntos que hay que visitar son: la Catedral moderna, la Antigua Iglesia del siglo XVII, la cuál es una joya del barroco brasileño, el Sambódromo, que es el lugar donde año con año las escuelas de Samba se presentan en el carnaval de Rio, la zona de negocios rodeada por los edificios del período colonial, la Confitería Colombo que es del siglo XIX, y de regreso tomar un auto para llegar por la tarde al barrio bohemio de Santa Teresa, donde encontrarás hermosas casas antiguas, cafés y restaurantes, música típica y muchas tiendas artesanales.

Helicóptero!

Si eres más atrevido y te gusta ver las cosas a otro nivel y desde otra perspectiva, hacer un recorrido por Rio en helicóptero te fascinará.
Puedes volar alrededor de 15 minutos por las principales zonas de Rio y apreciarlas en su magnitud desde el cielo. Es recomendable que no olvides tu cámara fotográfica pues las vistas logradas desde el helicóptero son increíbles.

El helicóptero sobrevolará el Estadio Maracaná, El Cristo Redentor, las playas de Ipanema y Copacabana, el cerro del Pân de Azúcar y la zona residencial de Lagoa.